viernes, 10 de junio de 2011


El colegio también enseña ópera
Donaldo Zuluaga | Los músicos, los coristas y los actores son estudiantes y docentes de la Institución Musical Diego Echavarría, toda una apuesta para que la educación gire entorno a la música.

El colegio también enseña ópera

EN EL TEATRO Metropolitano, los estudiantes del Instituto Musical Diego Echavarría presentarán la ópera Brundibár , una obra que no se ha presentado en el país y que narra metafóricamente las condiciones que soportaron los judíos en los campos de concentración.
Daniel Rivera Marín | Medellín | Publicado el 10 de junio de 2011
Oírlos cantar tras una cortina de cuerdas y vientos, haciendo una coral perfecta, produce un frío que recorre todo el cuerpo. Son niños desde los cinco años cantando lo que no se ha interpretado en el país.

Son estudiantes del Instituto Musical Diego Echavarría, donde todas las materias son transversalizadas por el aprendizaje de las artes, especialmente de la música.

Y es que los niños presentarán hoy en el Teatro Metropolitano la ópera infantil Brundibár , escrita en el tiempo del Holocausto Nazi por Hans Krása y Adolf Hoffmeister.

Inés Giraldo, directora Ejecutiva del Instituto Musical, afirmó que "quisimos enseñarles a los niños la importancia que tiene este terrible suceso en la historia".

El evento es privado, y por ser una actividad académica solo asistirá la comunidad educativa a la presentación, y de esta manera, los menores demostrarán lo aprendido en las diferentes ramas del conocimiento sobre el Holocausto.

La obra
En checo, Brundibár significa abejorro, término que usaba, en la época de la Segunda Guerra Mundial, este pueblo para referirse a Hitler, por eso el nombre de la ópera.
La pieza dura unos 35 minutos y consta de dos actos en los que una pareja de niños, Aninka y Pepichek, tratan de cantar en la calle y así conseguir leche para su madre que está enferma. Sin embargo, un organillero (Brundibár), no lo permite, pues según él, son una amenaza para su trabajo.
Esta obra se estrenó en 1941 en un asilo judío ubicado en Praga. Ya en el campo de concentración Nazi la ópera se presentó 55 veces, entre 1942 y 1944.

De esa manera, los adultos querían darle cierta tranquilidad a los niños, para que no sintieran el rigor de la opresión, aunque meses después muchos de ellos murieron.

El Instituto Musical Diego Echavarría es uno de los mejores colegios del país, sostiene Giraldo, pues el año pasado ocupó el tercer lugar a nivel nacional en las pruebas Saber y el primero en Medellín y Antioquia. Hoy mostrarán que esa afirmación es cierta con la ópera Brundibár. 

No hay comentarios: