sábado, 3 de septiembre de 2011

Tecnología por sexo o por uso: ¿cuáles son los patrones de consumo?


Tecnología: no es de Marte, tampoco de venus

AUNQUE LOS HOMBRES compran tabletas y prefieren el sistema Android, y a las mujeres les gustan los eReaders y el iPhone, el uso sigue siendo determinante a la hora de consumir gadgets.
Natalia Estefanía Botero | Medellín | El Colombiano. Publicado el 4 de septiembre de 2011
Shutterstock | "En el caso de los teléfonos inteligentes, hoy día ya no hay brecha entre los sexos. Es notoria la avidez que tienen las mujeres para adaptarse a nuevas tecnologías", indica Adriana Marcucci Guarnizo, gerente de Western Digital.
Si el estereotipo dominara en la tecnología, las mujeres consumirían en rosa, con gadgets pequeños, de líneas redondas, que cupieran en sus bolsos y fueran funcionales sin depender del tamaño de sus uñas. Eso sí, tendrían que combinar con su atuendo.

Los hombres, por su parte, comprarían por capacidad en gigas y mayor procesamiento, y sus juguetes serían serios y poco llamativos.

Sin embargo, estas son solo ideas un tanto prejuiciosas, aunque las empresas insistan en medir según el sexo de los clientes.

Según datos recientes de Nielsen, en E.U., 61 por ciento de los propietarios de eReaders (libros electrónicos) son mujeres, en tanto que los consumidores de tabletas siguen siendo, de forma predominante, los hombres. Le agregan que son menores de 34 años.

Los interesados por la demografía aplicada al consumo, creen que los Android son más masculinos en tanto que los iPhone gustan más a su contraparte humana.

Según el blog de hunch.com, una usuaria de iOS (el sistema operativo de iPhone), es mayor de 35 años, tiene tarjeta de crédito, vive en la ciudad y es liberal desde el punto de vista político. Más extrovertidas y optimistas resultan ser, rematan.

Más estilos de vida

Más que diseños aplicados a un sexo u otro, la tecnología se adapta "a los estilos de vida", dice María Fernanda Chinchilla, directora de Mercadeo de Terminales de Huawey Colombia.

En lo que sí concuerda con todos los consultados es que los temas de tecnología interesan por igual a hombres y mujeres. Estas últimas son mayoría en los equipos de ventas de su compañía.

Aunque está de acuerdo con que el color es todavía un tema que perfila el segmento. Lo que también refiere Carolina Vásquez, gerente de Mercadeo de Canon, que precisa las preferencias para su producto.

Así, las personas entre 15 y 30 años buscan colores grises, monocromáticos, naranja y azules. De 30 en adelante, se orientan al plateado y dorado. "Las mujeres sin importar su edad gustan de colores como el rosado y tonos pasteles". Los fluorescentes, se ajustan más a los adolescentes.

Eso sí, quienes se dedican de forma profesional a la fotografía buscan cámaras de color negro. Si de este formato se trata, las mujeres eligen las robustas porque aluden a ser expertas, añade.

Lorena Vallejo, gerente de Comunicaciones de Nokia cree que no hay discusión por el apasionamiento con que hombres y mujeres pueden abordar el área de la tecnología, "otra cosa es la forma en que la vendemos", dice.

Para justificarlo desde el punto de vista de fabricante dice que un modelo u otro puede tener los mismos beneficios pero se diferencian en la apariencia.

O por los beneficios finales asociados a cada universo. Una prueba son las tiendas de aplicaciones para teléfonos o tabletas, en las que es fácil encontrar utilidades muy bien segmentadas.

Sin embargo, no hay desafío pequeño en este y otros campos. En la última feria de videojuegos, Gamescon, los desarrolladores se volcaron a Facebook y Google plus, para conquistar otros usuarios. Su nuevo objetivo, entre otros: mujeres mayores de 40 años. ¿Por qué no?

Bueno, los juegos también se han vuelto más sociales y enganchan más rápido. "Si nunca has jugado a un videojuego, tres minutos después de iniciar uno de los nuestros ya te diviertes", dijo Sina Kamala, directora de Comunicaciones de Wooga, una casa que es ejemplo de la tendencia, a Efe.

El uso determina

Para el profesor Fernando Rojas, analista de comunicaciones chileno, en la tecnología no existe segmentación por sexo, sino, en definitiva, por uso, derivado de las prestaciones de los equipos.
 
Adriana Marucci, gerente de Western Digital va más allá y cree que justo, ese uso, pude determinar el "ciclo de vida del producto". Es decir, las formas en que sin importar color, tamaño, o capacidad piel adentro, cada dispositivo cumple una función para cada ser humano.

Esa que es sin discusión muy válida, por ser una decisión personal, sin importar si se es hombre o mujer.