martes, 6 de diciembre de 2011

Consejos para estimularte de hacer el Repaso Semanal


Por Jeroen Sangers el 21 de Noviembre 2011

Repaso
Frecuentemente me dicen que la parte más difícil de Getting Things Done es el Repaso Semanal. La mayoría de los seguidores de GTD lo han hecho alguna vez, pero casi nadie lo hace con frecuencia. Desde mi punto de vista, la falta de rutina para revisar todo el sistema de productividad personal es la mayor causa de fracaso en la implementación de los hábitos de este método.
Para ayudar a todos los que no hacen el Repaso Semanal con frecuencia, he recopilado esta lista con 11 consejos prácticos:
  1. Planifica el Repaso Semanal en el calendario para acordarte de hacerlo. Obviamente, solo funciona si realmente usas el calendario y si además tratas a cada cita como un compromiso.
  2. Haz la Revisión Semanal junto con una compañera. Si has quedado con otra persona, no será tan sencillo posponer la actividad. Además, juntos es más fácil de reservar una sala de reuniones para poder trabajar sin interrupciones.
  3. Convierte el Repaso Semanal en una actividad más divertida: escucha tu música favorita, enciende unas velas, toma una copa de vino o come un poquito de chocolate.
  4. Si trabajas horas extras esta semana, ¿porque no añadir una hora más? De este modo, al menos tendrás una visión general de lo que tienes pendiente para la semana que viene.
  5. Haz un Repaso Semanal corto. Es mejor hacerlo más breve que no hacerlo porque no tienes suficiente tiempo disponible. Empieza con la lista de proyectos y revisa tus listas de acciones. Si aun queda tiempo, también puedes revisar el calendario.
  6. Sal de la oficina para hacer la Revisión Semanal, hazlo por ejemplo en un bar. Allí seguramente puedes trabajar sin interrupciones y con menos distracciones. Una taza de café también ayuda.
  7. Si has llevado a tu hijo a su clase de música o al entrenamiento de fútbol, tendrás una hora para escapar de la rutina diaria. ¿Porque no usas este tiempo para revisar tu sistema de productividad?
  8. Haz el Repaso cada dos semanas en lugar de cada semana.
  9. Un día a la semana puedes poner el despertador a las 6:00 en lugar de las 7:00. La primera hora de la mañana habitualmente es más tranquila.
  10. Haz el Repaso Semanal en el tren usando el tiempo para viajar hacia la oficina.
  11. Divide la Revisión Semanal en pasos más pequeños para poder hacerlos en varios momentos durante el día.

No hay comentarios: