miércoles, 20 de julio de 2011

La naturaleza y sus enseñanzas. ¿Qué nos impide aprender de su modelo? ¿La arrogancia cultural?

Un éxito empresarial por 4.000 millones de años

Rocío Arango Giraldo | Publicado el 20 de julio de 2011
foto Mariana Montero blog Blogia - Celebración
Ahora todo es verde: empaques, comida, ropa, casas, energía, negocios y hasta viejos verdes. Sin mencionar que ese es el color que nos ponemos todos cuando nos enteramos de los escándalos de corrupción, tan en boca por estos días.

No ha habido un día en los últimos cuarenta años, que la especie humana no escuche hablar de la preservación de los recursos naturales, la ecología o el desarrollo sostenible. Hoy, no hay agenda política en la que no se hable de temas verdes. Pero, ¿es lo "verde" sólo una moda, o una línea de desarrollo?

Desde que uno está en primaria y recibe las primeras clases de Ciencias Naturales, estudia la célula y completa el álbum de chocolatinas, puede aprender que los seres vivos evolucionamos para procesar mayor información. En miles de años la vida en la tierra pasó de ser unicelular a ser tan compleja como el hombre mismo.

La enseñanza es clara: Hay que aprender de la naturaleza. Eso se llama biomímesis, que es la imitación de los procesos naturales. El biólogo Frederic Vester, dijo que la naturaleza es "la única empresa que nunca ha quebrado en unos 4.000 millones de años". Si nos ponemos a ver, el éxito de la empresa planetaria ha sido tener al sol como fuente energética, evitar los agentes extraños a la naturaleza, construir con los materiales a la mano, dejarles espacio a los demás y cerrar los ciclos de uso de los materiales.

Eso quiere decir que un desarrollo eficaz y eficiente debe estar basado en la energía solar, entonces ahí adquieren sentido todos los desarrollos tecnológicos que aprovechan la luz del sol, capaz de llegar a todas las personas, sin causar daños ambientales. Porque estos daños suceden cuando se introducen agentes extraños a los ecosistemas.

Nuestra especie se ha caracterizado por realizar grandes construcciones, aún teniendo que transportar por largas distancias los materiales, pues de esta forma se disminuye el consumo de energía para el transporte.

En días pasados conocí un modelo de negocios que busca generar biodiesel a partir de aceite usado de cocina. ¡Así es como se cierran círculos! En la naturaleza nada se pierde, el ciclo del agua y cualquier otro, son ejemplos de procesos en los que no se desperdicia nada. Las hojas que se caen de los árboles son abono o alimento de otros seres vivos. Hasta los hermosos diamantes fueron trozos de carbón.

En la naturaleza todos tienen espacio. En un ecosistema conviven miles de especies en equilibrio. Todos los animales siguen las leyes de nacer, crecer y morir. Hasta la competencia natural es sana.

No existen "corruptos naturales". Aún no he visto videos en los que uno de la misma manada les robe a otros, o le quite las cosas a la manada para dárselas a sus amistades o parejas sexuales.Los seres humanos, la mayor parte del tiempo, pensamos que para tener éxito en una empresa hay que acumular y acumular a costa de cualquier cosa. Si vemos, esa no ha sido la fórmula natural.