lunes, 7 de febrero de 2011

Tesis de Marshall McLuhan: El medio es el mensaje

Rodrigo Guerrero
Articulista de opinión Rodrigo Guerrero

¿Embrutece la internet?

Rodrigo Guerrero | Medellín | Publicado el 7 de febrero de 2011 EL COLOMBIANO







Trabajo independiente para los estudiantes de los cursos de Interpretación de textos 2 y Análisis del Discurso (AD) - Uniminuto-Bello- orientados por el Profesor Raúl de J. Roldán Álvarez: Elaborar un texto escrito en el que se contra-argumenten las afirmaciones adelantadas por el articulista y/o se sustenten con mayor profundidad los argumentos expuestos por el mismo. Para defender y/o "atacar" los argumentos expuestos en el artículo, pueden referir a otros autores sobre el tema, siempre y cuando, se exprese la posición de ustedes debidamente sustentada. En la misma dirección, explicar en el texto a qué refiere la tesis del comunicador Marshall McLuhan: "El medio es el mensaje".
"Qué pena, el vaso se quebró", es una expresión utilizada con frecuencia en español que, de manera sutil, le traslada al vaso la responsabilidad del rompimiento. En inglés se prefiere la forma transitiva, "quebré el vaso", que responsabiliza a la persona que lo rompió.

Sin embargo, esa lengua no siempre tiene esa claridad. Cuando el vicepresidente de EE. UU. hirió accidentalmente a su amigo en una cacería, las noticias incluyeron desde el titular "Chenney hirió a Whittington", hasta la declaración de Bush: "Chenney, al escuchar el vuelo de un pájaro se volteó y disparó, y encontró a su amigo herido por escopeta". Según la primera información, el vicepresidente fue autor del hecho; pero según la segunda, fue mero testigo.

Se calcula que la especie humana utiliza cerca de siete mil lenguajes diferentes para comunicarse; cada uno con características y requerimientos lingüísticos específicos.

En Mian, la lengua de unos indígenas de Nueva Guinea, el verbo no indica si el hecho ya ocurrió o si va a ocurrir en el futuro; en ruso el verbo revela el género de quien habla y en mandarín hay palabras específicas para referirse al tío paterno, al materno y al político.

En Kuk, la lengua de unos aborígenes australianos, no existe el concepto de izquierda o derecha, sino que se expresan de acuerdo con los puntos cardinales y se dice, por ejemplo, la cuchara está al oeste mío.

El lenguaje define las dimensiones de la experiencia: espacio, tiempo y hasta causalidad. Pero la experiencia también determina el lenguaje, que le proporciona las herramientas necesarias para interpretarla.

Ahora ha aparecido un nuevo lenguaje que ya tiene alcance universal.

Al referirse a él, una revista norteamericana se preguntaba recientemente hasta qué punto la internet nos embrutecerá.

La nueva forma de comunicación se basa en breves mensajes de texto que navegan en las redes sociales, o en los ciento cuarenta caracteres del "twitter" , -trinar, en español- que obligan a enfundar las complejidades de la comunicación humana en unas pocas líneas.

El enamoramiento de dos personas es un proceso de encuentro personal, que incluye sonrisas, miradas de ternura, coloquios y silencios, confidencias y caricias cada vez más íntimas, que consolidan paulatinamente la unión de la pareja. Pero, según una encuesta reciente, 65 por ciento dijeron haber conseguido su pareja a través de mensajes de texto, y 49 por ciento a través del Facebook.

El medio es el mensaje, decía el famoso comunicador Marshall McLuhan. Al comunicarnos con ese lenguaje telegráfico le restamos profundidad a la relación personal y a nuestra capacidad de aprehender las complejidades y sutilezas de la vida.

Seremos incapaces de leer las largas novelas de Tolstoi, o de comprender los sufrimientos de Arturo Cova en la selva amazónica, narrados en La Vorágine. No entenderemos la nostalgia de María al contemplar las puestas del sol sobre la Cordillera Occidental, mientras pensaba en Efraín. Tampoco seremos capaces de comprender -y por supuesto enfrentar- las complejas raíces filosóficas y socio-políticas que amenazan la sobrevida de la humanidad.

Los trinos noticiosos informan cuántos egipcios han caído en las protestas; pero nada revelan sobre las raíces del conflicto ni sobre las repercusiones de la salida de Mubarak en el mapa geopolítico del mundo. Cada día estamos más contentos con la superficialidad de los titulares y menos dispuestos a bucear en lo profundo de la realidad.

La internet no es un canal pasivo que proporciona información, porque al tiempo que lo hace reduce y simplifica la realidad hasta despojarla de su extraordinaria complejidad.

Nuestra respuesta a esa información será, por lo tanto, más elemental, más impulsiva y menos reflexiva; mejor dicho, más torpe.

6 comentarios:

maria fernanda gamboa madrid dijo...

Me parece que el articulo ¿embrutece la internet? es muy pertinente para nosotros los estudiantes de comunicación, pues somos nosotros mismos los que tomamos la internet como una herramienta que fortalece nuestro proceso de formación académica, pero en muchas ocasiones olvidamos que este medio muchas veces hace que nuestra forma de pensar y de percibir la realidad cambie pues como decía en el articulo “La internet no es un canal pasivo que proporciona información, porque al tiempo que lo hace reduce y simplifica la realidad hasta despojarla de su extraordinaria complejidad”, por esto debemos ser unos comunicadores perceptivos que notemos que información nos esta llegando y que no nos conformemos con lo poco o mucho que recibimos, pues somos seres críticos y analíticos por naturaleza.

Maria Fernanda Gamboa Madrid
Interpretación te Textos II

Estefanya Vargas dijo...

La internet, como todos los avances tecnológicos logran desconcertar al mundo por la rápidez con la que se introducen y se hacen parte casi necesaria para la vida de las personas. Este medio electrónico por su parte no es aislado de las mismas y se hace mucho más importante por ser una herramienta que nos facilita consultas, trabajos, en si, pensar. Pero es ahí donde cada ser humano utiliza estas herramientas tecnológicas en pro o contra de su desarrollo, la internet puede ser utilizada para un crecimiento intelectual si se le da un uso adecuado, como tambien puede crear mentes realmente torpes si nos centramos en su simple adicción.

JANNY PADILLA dijo...

En el texto podemos ver como el autor "Rodrigo Guerrero", presenta siertos parametros frente al tema del uso de la internet; ahora bien "Embrutece la internet?", para my la internet no es más que una herramienta que nos facilita a nosotros los estudiantes tener una alternativa tecnologica para conseguir las cosas a la mano,pero sin dejar a un lado él mal uso que muchos individuos le están dando como medio de diversión sin responsabilidad alguna. Por otro lado me parece que es un tema bastante debatido pues ha sido juzgado pero no se ha tratado de educar a las personas para que le den su buen manejo y/o utilización...

Laura Medina dijo...

El ser humano vivía aislado de lo que ocurría a su alrededor, pero con la llegada del medio electrónico, esta situación ha cambiado. Dependemos en la mayoría de los casos de éstas tecnologías, lo explica claramente el texto anterior, del autor Rodrigo Guerrero. Pero ¿Qué tan útil, puede ser o de qué forma trasciende facilmente a la mediocridad?. Son términos que seguro no podrán solucionarse ampliamente, sólo nos limitamos a recibir cantidades de información, sin analizar a fondo nuestra posición frente el hecho.
Muy buen texto de discusión, buen análisis por parte del autor sobre éste tema.

maria fernanda gamboa madrid dijo...

CORRECION COMENTARIO.

¿Embrutece la internet?
los seres humanos han sido siempre los encargados de darle un uso pertinente a las herramientas que la tecnología les brinda, en este caso es la internet, una herramienta que para muchos es perjudicial, pero para otros es un excelente instrumento que ayuda a formar a nivel social, educativo y cultural. No obstante como herramienta tecnológica la internet, nos da la ventaja de ser críticos y de analizar la realidad desde diferentes perspectivas, por ende son los seres humanos los encargados de darle un buen uso a dicha herramienta o de simplemente dejar que nos atropelle y que embrutezca nuestra vida.

MARIA FERNANDA GAMBOA MADRID.

JANNY PADILLA dijo...

Correción.
En el texto podemos ver como el autor Rodrigo Guerrero, presenta ciertos parametros frente al tema del uso de la internet; ahora bien "¿Embrutece la Internet?", para mi la internet no es más que una herramienta que nos facilita a los estudiantes tener una alternativa tecnologica para conseguir las cosas a la mano.
Pero sin dejar a un lado el mal uso de la misma, que muchos individuos le están dando, como medio de diversión sin responsabilidad alguna. Por otro lado me parece que es un tema bastante debatido pues ha sido juzgado, pero que a la vez no se ha tratado de educar a las personas para que le den un buen manejo y/o utilización a las nuevas tecnologias.