viernes, 21 de enero de 2011

El Arte Digital desde la Comuna 13 de Medellín - Para curso de Semiótica

En digital, Juan Pablo crea arte y fusión - El Colombiano
En digital, Juan Pablo crea arte y fusión


















                                                                                                                            CON 27 AÑOS, este diseñador y artista plástico explora otras herramientas más allá del caballete y crea Fusión, una obra que se verá en la estación Suramericana del metro.
Natalia Estefanía Botero | Medellín | Publicado el 21 de enero de 2011
Imagine un modelo en su pose natural y luego piense en el artista que, en vez de estar tras un caballete, se sienta en su computador y con su tableta empuja un pincel digital.

En este escenario crea Juan Pablo Sanín Rincón, quien sin cumplir aún los 30 años, ya decidió que quiere ser un artista digital, un heredero de la era de la tecnología.

En su natal Cúcuta estudió Artes Plásticas y aburrido de los últimos semestres, decidió aventurarse a seguir el camino del diseño gráfico en Bogotá, y luego en Medellín.

Aquí trabajó en una agencia donde diseñaba un periódico para la Florida (E.U.) pero cansado de las altas jornadas, hasta la madrugada a veces, decidió seguir su instinto y dedicarse a lo que más le gusta.

No es fácil, pero él lo hace con disciplina: se levanta temprano, desayuna y desde ese momento empieza a investigar una nueva corriente, en la que los sentimientos son expresados con ayuda de "medios informáticos, con herramientas a base de pixeles y vectores", dice en la definición que ha reunido.

Interrumpe para hacer ejercicio y hablar con su madre, en Cúcuta. Él es muy apegado a su familia y es muy creyente, dos de los asuntos que, siente, lo ayudan a perseverar en sus objetivos.

A su arte, contrario a lo que se cree, "hay que invertirle mucho tiempo". Hay quienes le dicen que lo que hace es fácil.

Él no lo ve así, porque parte de una idea, que plasma en papel y lápiz. A veces toma fotos de sí mismo y con ellas construye un boceto. Luego va modelándolo en el computador hasta dejarlo listo.

Son imágenes en su mayoría muy oníricas, procedente de la fantasía o la ciencia ficción, aunque también le gusta elegir iconos para intervenir, como un trabajo más de su vena de ilustrador.

En internet ha encontrado otros que, como él, se han dedicado a navegar entre las capas del Photoshop para configurar formas.

Cree que nunca terminará de volverse un maestro en este programa que tiene tantas funciones listas para usar.

Por ello se considera un aprendiz en evolución y sueña con tener una galería para mostrar su obra y la de otros que también opten por lo digital.

Mientras tanto, a partir del lunes, 15 obras suyas se podrán ver en la estación Suramericana del metro, en un proyecto que ha denominado Fusión.

No hay comentarios: