martes, 24 de abril de 2012

Premio Cervantes 2012 para el poeta Chileno Nicanor Parra


Nieto de poeta chileno Nicanor Parra recoge Premio Cervantes
PDF


Imagen activa
Madrid, 23 abr (PL) El Príncipe de Asturias entregó hoy a Cristóbal Ugarte, nieto de Nicanor Parra, el Premio Cervantes concedido en diciembre último al poeta chileno, quien finalmente no pudo viajar a España por su avanzada edad.

  La solemne ceremonia de entrega del galardón, el más importante de las letras hispanas, tuvo lugar en el paraninfo de la madrileña Universidad de Alcalá de Henares, en presencia de los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz.

También asistieron el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y su ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, entre otras autoridades.

Ugarte transmitió unas palabras de agradecimiento de su abuelo por la concesión del Cervantes, en las que el escritor pidió una prórroga de mínimo un año para poder esbozar un discurso medianamente plausible.

"Los premios son como las Dulcineas del Toboso, mientras más pensamos en ellas, más lejanas y enigmáticas", leyó Ugarte, quien tenía a su lado una vieja máquina de escribir con la que Parra escribió numerosos poemas, la cual será entregada al Instituto Cervantes.

Creador de la corriente llamada antipoesía, Parra, de 97 años y hermano de la célebre cantautora Violeta Parra, fallecida en 1967, es académico, matemático y físico, y su nombre había sonado para el Cervantes varias veces en los últimos años.

Distinguido con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2001, es el único superviviente del trío más famoso de poetas chilenos, junto a Pablo Neruda y Vicente Huidobro.

Al dar a conocer el fallo, en diciembre pasado, el ensayista José María Micón, miembro del jurado, señaló que se valoró su larga trayectoria, que sea un literato activo, de gran independencia creativa, y calificó al homenajeado de un gran maestro sin escuela.

Parra nació en el seno de una familia campesina por parte de madre, mientras que su padre fue profesor y músico.

Tras sus estudios básicos, fue profesor de Matemáticas en el Liceo de Chillán y en la Universidad de Chile, en 1938, y durante varios años vivió en Estados Unidos e Inglaterra. Regresó a su país en 1951.

A partir de los años 30 se dedicó al cuento y al ensayo y publicó su primer libro de poemas, Cancionero sin nombre (1937).

Se le considera el precursor de la denominada antipoesía, cuya muestra más sobresaliente es Poemas y antipoemas (1954), libro que marca su obra y parte de la poesía latinoamericana de la segunda mitad del siglo XX.

Otros libros suyos son Versos de salón, Los profesores, Artefactos, Sermones y prédicas del Cristo de Elqui, El anti-Lázaro, Chistes para desorientar a la poesía, Poesía política, Páginas en blanco o Discursos de sobremesa.

En 1969 recibió el Premio Nacional de Literatura de Chile por Obra gruesa y en 1991 fue galardonado por segunda vez en su país con el Premio Internacional Juan Rulfo.

El nicaragüense Ernesto Cardenal, la cubana Fina García Marruz (Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2011) y el colombiano Fernando Vallejo figuraban entre los candidatos al Cervantes 2011, considerado el Nobel de las letras en español.

Parra sucede en el palmarés a la catalana Ana María Matute, por lo que una vez más se cumplió esa ley no escrita, según la cual se turnan las entregas entre autores españoles e iberoamericanos.

Dotado con 125 mil euros, el Cervantes fue creado en 1975 por el Ministerio de Cultura de España para reconocer la figura de un escritor que, con el conjunto de su obra, haya contribuido a enriquecer el legado literario hispánico.

lac/edu


Poemas de Nicanor Parra


Cartas a una desconocida
Cuando pasen los años, cuando pasen
los años y el aire haya cavado un foso
entre tu alma y la mía; cuando pasen los años
y yo sólo sea un hombre que amó,
un ser que se detuvo un instante frente a tus labios,
un pobre hombre cansado de andar por los jardines,
¿dónde estarás tú? ¡Dónde
estarás, oh hija de mis besos!

Último Brindis
Lo queramos o no
sólo tenemos tres alternativas:
el ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres
porque como dice el filósofo
el ayer es ayer
nos pertenece sólo en el recuerdo:
a la rosa que ya se deshojó
no se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar
son solamente dos:
el presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos
porque es un hecho bien establecido
que el presente no existe
sino en la medida en que se hace pasado
y ya pasó...
como la juventud.

En resumidas cuentas
sólo nos va quedando el mañana:
yo levanto mi copa
por ese día que no llega nunca
pero que es lo único
de lo que realmente disponemos.

Test
Qué es un antipoeta:
un comerciante en urnas y ataúdes?
un sacerdote que no cree en nada?
un general que duda de sí mismo?
un vagabundo que se ríe de todo
hasta de la vejez y de la muerte?
un interlocutor de mal carácter?
un bailarín al borde del abismo?
un narciso que ama a todo el mundo?
un bromista sangriento
deliberadamente miserable?
un poeta que duerme en una silla?
un alquimista de los tiempos modernos?
un revolucionario de bolsillo?
un pequeño burgués?
un charlatán?

un dios?

un inocente?

un aldeano de Santiago de Chile?
Subraye la frase que considere correcta.

Qué es la antipoesía:
un temporal en una taza de té?
una mancha de nieve en una roca?
un azafate lleno de excrementos humanos
como lo cree el padre Salvatierra?
unespejo que dice la verdad?
un bofetón al rostro
del Presidente de la Sociedad de Escritores?
(Dios lo tenga en su santo reino)
una advertencia a los poetas jóvenes?
un ataúd a chorro?
un ataúd a fuerza centrífuga?
un ataúd a gas de parafina?
una capilla ardiente sin difunto?

Marque con una cruz
la definición que considere correcta.