sábado, 30 de abril de 2011

Urgencia de contar con más Doctores capacitados en Investigación en los países de Latinoamericanos: El caso de Ecuador


Sábado 30 de abril del 2011 | El Universo
Política

Ecuador debe otorgar miles de doctorados para cumplir con la ley

EFE | Quito
Las universidades ecuatorianas se plantean cómo elevar de forma exponencial los programas de doctorado en los próximos años para cumplir con una nueva ley de educación, al tiempo que tratan de evitar la fuga al extranjero de esos "cerebros".

Una treintena de universidades del país se reunirán en la ciudad de Loja la próxima semana junto con representantes de entidades del extranjero para estudiar la forma de responder a ese desafío.

En Ecuador se otorgaron tan solo 53 doctorados en el 2008, según los últimos datos disponibles en la Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT), que agrupa a entidades iberoamericanas.

Al mismo tiempo, una ley aprobada en octubre del 2010 obliga a las universidades a que por lo menos el 70 por ciento de sus profesores cuenten con doctorados en el plazo de 10 años, de acuerdo con Roberto Beltrán Zambrano, director ejecutivo del programa Campus de la Organización Universitaria Interamericana (OUI), que organiza el encuentro del 6 de mayo.

Según datos oficiales, en el 2009 había casi 23.200 docentes en las universidades ecuatorianas, pero tan solo entre 200 y 250 tenían el título de doctores, de acuerdo con Beltrán. Eso significa que cumplir con la ley requiere un esfuerzo ingente de formación.

"Tenemos miedo de que la gente salga (a hacer el doctorado en el extranjero) y no regrese, o que se creen programas de doctorado para formar rápido" y de baja calidad, dijo a Efe Beltrán, que es también director general académico de la Universidad Técnica Particular de Loja, en cuya sede será la reunión de la próxima semana.

Según datos de la ONU, 200.000 profesionales ecuatorianos han emigrado a países como España, Chile, Colombia y Estados Unidos, lo que supone una pérdida de talento para el país.

A nivel general, tan solo un 30 % de los estudiantes de doctorado en el exterior regresa a su país de origen, según una publicación de la OUI sobre la fuga de cerebros en América Latina.

Una posible solución, a juicio de Beltrán, es el establecimiento de programas de doctorado compartidos entre entidades extranjeras y las latinoamericanas, de forma que el estudiante mantenga un vínculo más fuerte con la universidad en su país.

Esa opción fomenta además los proyectos de colaboración entre profesores de ambas instituciones y las publicaciones compartidas, explicó.

Para propiciar esos contactos acudirán a la reunión de Loja representantes de universidades españolas, canadienses, brasileñas y mexicanas, además de las ecuatorianas, según los organizadores.

Otra de las fallas de las universidades latinoamericanas, incluidas las ecuatorianas, es el bajo nivel de investigación, en opinión de Beltrán, lo que hace que doctores con inclinaciones para la pesquisa miren al extranjero.

La región dedica tan solo el 0,6 % de su producto interno bruto (PIB) a investigación y la mayoría de esa inversión la hace Brasil. En Ecuador ese porcentaje es menos de la mitad, según la RICYT.

"Las universidades no han visto la investigación como algo importante, se ha priorizado la docencia y los posgrados profesionalizantes", afirmó Beltrán.

El directivo se quejó además de la falta de una política de Estado en Ecuador que incentive la formación de doctorados y dirija la investigación, con ayudas, a temas de interés nacional, y citó como ejemplos minería, petróleo, salud y derechos humanos.

La Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación cuenta con un programa de becas para la adquisición de máster y doctorados enteramente en el extranjero, que obliga al estudiante a retornar a Ecuador durante algunos años.

Además, gestiona el llamado "Programa Prometeo", que ofrece incentivos económicos a doctores ecuatorianos para volver a su país de origen. Hasta ahora tan solo cuatro han aceptado la oferta, según un informe de la Secretaría.

No hay comentarios: